Ojitos.

Nunca me habían mirado así. Su mirada descarada, pícara, no se apartaba de mí. Sus ojos marrones, su pelo castaño brillante, su cuerpo atlético me tenían cautivada. –  ¿Por qué yo?, el parque estaba lleno. De repente, una voz, un grito, hizo que la magia se rompiera.

– ¡¡¡¡Boooobby!!!! ¡Ven aquí! ¡Deja de molestar a la señora!

Bobby se marchó con sus cuatro cortas patitas y su grácil caminar. Nunca me habían mirado así.

Perro Ojitos

Irresistible

Escrito por mmbits

mmbits

Disfruta con nuestros microrrelatos, fotografías urbanas, colores de la naturaleza, canciones y opiniones de nuestros colaboradores.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies