Objetivo 2017: Operación “Huerto”.

¿Estoy loca?,  ¿se me ha ido la pinza?, ¿quién me manda en meterme en estos líos? Te explico.

Este año 2016, ha sido y está siendo un año de cambios en nuestra alimentación. Comemos más frutas, verduras, legumbres y casi no probamos los alimentos envasados. Estamos contentos. Yo he dejado de comer dulces, he reducido mucho, a casi cero el consumo de azúcar y por supuesto la que tomo no es refinada. Nada de refrescos, nada de chocolate, muchos frutos secos y alguna que otra semilla. Lo que me cuesta la misma vida no comer es el queso. Siempre me ha gustado el queso, el bueno, el malo, el tierno, el viejo, menos el que sabe a plástico. Disfruto con casi todos los quesos .

Con este cambio en los hábitos alimenticios era evidente que tarde o temprano me entrara la paranoia por consumir productos saludables y de proximidad. ¿Qué más próximo que salir al patio de casa y tener tus propios tomates? Así que ese es uno de mis retos más importantes para 2017. ¿Es una locura? Más que una locura será una gran responsabilidad y tendré que dedicarle muchas horas. Horas que, con mi horario de trabajo, no me sobran. Pero no todo en la vida va a ser ver pelis en el sofá y hacer que te engorde el c…

Son muchos los factores a tener en cuenta. Las dimensiones del patio, el sol que da o no da, la distribución, el clima. Tendré que estudiar, tendré que asesorarme y saber qué planto aquí que por su altura y tiempo de cultivo no quite el sol a lo que plante unos centrímetros más allá. Qué planta sufre menos con las heladas, cuáles aguantan los 40 grados del sur. Será duro, será sacrificado pero será un gran proyecto y tú vas a vivirlo conmigo, si quieres, claro.

Te pongo en antecedentes. El patio tiene 49 metros cuadrados. No es enorme pero tiene un buen tamaño para un huerto. ¿Qué hubo, hay y habrá en el patio? Cuando compramos la casa, había una parra, una dama de noche y un naranjo. La parra y la dama de noche duraron con nosotros dos años. La parra la exterminamos por la suciedad y las avispas o abejas que atraía. La dama de noche encontró el hueco que había dejado la parra y creció desorbitadamente. ¿Qué plantamos en su lugar? Un jazmín. Un jazmín medio loco que florecía a su antojo. Es verdad que era chino y que el tiempo en el sur lo perturbaba. Florecía una vez en noviembre en plan salvaje y luego sólo sabía crecer y crecer.

El jazmín pasó a mejor vida y en el arriate no dejan de crecer y crecer las malas hierbas.  Pero el que siempre ha estado ahí, y seguirá estando, es el naranjo. Todos los noviembres y diciembres nos da una buena cosecha de naranjas. Hacemos zumo, las regalamos a la familia y disfrutamos al verlo tan cargado y hermoso.

¿Por qué sé que no va a ser fácil llevar a buen puerto la idea del huerto? Dejando a un lado el presupuesto, un proyecto así necesita mucha dedicación y también un alto porcentaje de suerte. Cuando en el arriate ya no había ni parra, ni dama de noche, ni jazmín, planté semillas. Compré semillas de zanahorias, cebollas y calabazas. Me leí las instrucciones y me dispuse a la siembra. Lo único que creció y lo de crecer es un decir, fueron las zanahorias. La cebollas se quedaron en el tamaño de canicas y las calabazas creo que fueron devoradas por gorriones.

¿Qué es lo único que tengo claro del huerto? La forma. He buscado inspiración en Pinterest. He visto muchas fotos y he encontrado la idea que se integrará mejor en el patio. Además, si no sale bien se pueden sustituir las hortalizas por otro tipo de plantas decorativas. En vez de utilizar madera, como el ejemplo de la foto, haremos el arriate de ladrillo, irá pintado de blanco y la altura será de un metro o algo menos. La idea del banco integrado me gusta mucho. Espero que el albañil no ponga pegas. Yo quería rodear todo el patio aunque es verdad que el naranjo, además de ser un obstáculo, da sombra a todo lo que se plante debajo. Quizá lo mejor sea construirlo en la parte más soleada del patio y si tiene éxito ampliarlo. Te dejo el enlace a la web para que veas más fotos. http://gardengurus.co.uk/gallery/railway-sleepers/

Este es nuestro patio:

La acción siguiente en este gran proyecto es pedir presupuesto, en enero quiero tener ya uno. Te lo contaré todo en la siguiente entrada. ¿Qué crees que pasará con este proyecto? Si quieres estar informada/o puedes suscribirte al blog. Si tienes un huerto o algo parecido no dejes de contármelo en los comentarios.

Escrito por mmbits

mmbits

Disfruta con nuestros microrrelatos, fotografías urbanas, colores de la naturaleza, canciones y opiniones de nuestros colaboradores.

You may also like...

1 Response

  1. mayo 2, 2017

    […] de lo que queríamos. Ya habíamos descartado hacer algo como lo que te enseñé en el post anterior . Nos parecía muy complicado y seguramente se saldría del presupuesto. Quedamos con el albañil y […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies