Me gustan los valientes.

Me gustan los valientes. Los que se atreven, los que se superponen a las dudas, los que lo intentan, los que no entienden que haya o que te pongan límites, los que no dan nada por supuesto. Los que, a pesar de los reveses, están ahí, sin esconderse. Me gustan porque son lo que a mí me cuesta ser. Quiero ser fuerte y valiente. Quiero ser yo. Pero no un “yo” absoluto, si no un “yo” que aprende, que acepte y corrija sus errores. Y para eso necesitamos ayuda de quien nos diga cuándo erramos, no de manera destructiva, sino de un modo constructivo, una mano amiga para ayudarnos a subir el escalón.

Creo que la vida es un aprender constante, una evolución, y espero poder transmitirle eso a mis hijos, para que en un futuro sean unas maravillosas personas. Sé que cuento a mi lado con el compañero ideal para eso. Y con la incertidumbre del si seré capaz, al menos LO INTENTARÉ.

AgathaC.

Escrito por AgathaC

AgathaC

Aprendí que no se puede dar marcha atrás, que la esencia de la vida es ir hacia adelante. En realidad, la vida es una calle de sentido único. A.C.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies