Conceptos básicos sobre criptografía (I).

Toda criatura social necesita comunicarse. Pero hay mensajes que, por su naturaleza confidencial, sólo deben llegar a los destinatarios apropiados. Cuando el destinatario está cerca es relativamente sencillo: se concierta una reunión en un entorno seguro y se le da el mensaje. Sin embargo, ¿cómo garantizar lo mismo cuando el emisor y el receptor no pueden encontrarse en esas circunstancias?

Es aquí donde entra en juego la criptografía, es decir, la ciencia de ocultar los mensajes de manera segura. La criptografía nos permite conseguir que, en el caso desafortunado de que el mensaje que enviamos sea interceptado, éste resulte ininteligible para el que lo consiga. Es decir, no le va a servir de nada esforzarse en capturar un mensaje.

El emisor aplicará un mecanismo que altere su mensaje de forma que lo haga ininteligible. Esta acción se denomina cifrar el mensaje. El destinatario, por su parte, recibirá el mensaje cifrado y aplicará un procedimiento inverso que le permita recuperar el mensaje original. Este procedimiento se denomina descifrar.

En inglés, cifrar se dice “encrypt”. Puesto que la palabra encriptar existe en castellano se tiende a utilizar de manera errónea como sinónimo de cifrar. Sin embargo, encriptar significa “meter en una cripta”. Por favor, no digas encriptar. Y tampoco utilices desencriptar, salvo que quieras ser confundido con un saqueador de tumbas.

¿Cómo es posible que el mensaje no pueda ser recuperado por cualquier persona que lo vea? Porque el mensaje, al cifrarlo, sufre alteraciones sobre su contenido: sustituciones, permutaciones, desplazamientos y toda clase de perrerías. Pero, ojo, para cifrar necesitamos establecer una clave de cifrado, un valor que definirá los cambios que se efectuarán sobre el mensaje original. Dos claves muy parecidas tendrán como resultado mensajes cifrados muy diferentes. En inglés, clave se dice “key” y, efectivamente, la clave es la llave que permite abrir el cofre imaginario en el que metemos nuestro mensaje al cifrarlo.

¿Es lo mismo codificar que cifrar? No, no es lo mismo. Cuando codificamos cambiamos la forma de representar nuestro mensaje; cuando ciframos deseamos ocultar la información. Imagina que quieres enviar una postal y que no quieres que nadie la entienda mientras se encuentra de camino al destinatario. Podrías codificar tu carta simplemente cambiando el idioma en el que está escrita. Así, si tanto el receptor como el emisor entienden chino, podrías escribirla en chino. Es posible que creas que eso es equivalente a cifrarlo, porque nadie que vea el mensaje lo va a entender. Parece razonable, ¿no?

Pues en modo alguno. Prueba a cambiar el idioma, imagina que la escribes en inglés. Eso no parece una idea tan buena, ¿verdad? Pues, en el fondo, es lo mismo. Cifrar incluye un elemento clave que es, precisamente, la clave. Dado un mensaje cifrado, para obtener el mensaje original es preciso contar con la clave. En un mensaje codificado basta con deshacer el proceso (esto es, volver al código original, como del chino al español) para obtener el mensaje original.

Hay un fleco en todo esto y es muy importante: ¿cómo puede el emisor enviar la clave al receptor del mensaje de manera segura? ¡Porque ambos necesitan conocerla para que la comunicación tenga éxito!

La respuesta, en próximas entradas.

Conceptos básicos criptografía I

La clave es la llave.

la clave es la llave

Escrito por CalcetinConOjos

CalcetinConOjos

Un calcetín no se pierde, encuentra su propio camino. Desde tiempo inmemorial los calcetines con ojos explicamos con palabras sencillas los misterios del universo. Con paciencia y sin miedo a nuestros archienemigos, los tomates.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies