273 días para la media maratón.

Cada mañana una gacela se despierta en África. Esa gacela sabe que debe correr más rápido que el león más veloz o de lo contrario morirá. Cada mañana en África, un león se despierta. Y sabe que debe correr más rápido que la gacela más lenta,  o pasará hambre. No importa si eres la gacela o el león, cuando el sol sale, será mejor que estés corriendo. Proverbio atribuido a Roger Bannister.

 

a 278 días

¿Alguna pista de lo que ha tocado hoy? Sólo tienes que mirar a la patata. Hoy lleva gorro de nadar. 

Hoy ha caído otro kilómetro nadando. 40 largos en una piscina de 25 metros. 300 metros de calentamiento. 100 de ejercicios sólo con piernas, 200 ejercicios sólo usando brazos, otros 100 estilo braza, 100 estilo espalda,  y 200, a ritmo más lento, para relajar estilo crol. Al final éramos muchos en la calle pero no nos hemos estorbado demasiado.

a 277

Vamos a por lo importante, correr. Han sido 6 kilómetros por el circuíto de siempre. Voy intercambiando las zapatillas. Unos días las Mizuno y otro días las Nike Free. Con las Mizuno noto más las molestias en las rodillas. El tiempo, menos de 45 minutos, 44 con algo y las pulsaciones una media de 147. No ha estado mal.

a 273

Hoy he tomado una decisión. No voy a volver a salir a correr un domingo por la tarde después de un fin de semana de fritos, cervezas y algún cubata. Ahora entiendo porqué los deportistas cuidan tanto su alimentación. Sólo he podido correr 4 kilómetros, 200 metros. Las pulsaciones no iban mal, pero la sensaciones no eran nada buenas. Me he parado a los 4 kilómetros, 200 con intención de recuperarme y seguir corriendo hasta los 6 kilómetros, pero no he podido. Tenía tan mal cuerpo que he preferido volverme. Podía haber tomado la decisión de no volver a tomar cervezas ni cubatas, pero eso creo que lo dejaré para más adelante.

¡Te veo la semana que viene!

Si yo puedo

Escrito por Deportes con mmbits

Deportes con mmbits

mmbits cual deportista patata, entrena como y cuando puede. Lucha contra sus dos grandes enemigos, la pereza y las temperaturas extremas.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies