266 días para la media maratón.

Cuando leía el libro De qué hablo cuando hablo de correr” de Haruki Murakami, leía cada capítulo pensando en que este hombre, al que admiro, iba a ser un super-máquina en sus maratones. Es una persona con mucha disciplica y con una rutina diaria. Nada 1500 metros y corre 10 km al día. Sólo deja un día libre a la semana sin entrenar por si tiene que ocuparlo con alguna presentación o evento. Sin embargo, cuando habla de sus maratones, en casi todas las que corre, las sensaciones son las mismas, a los 30 kilómetros el cuerpo le empieza a fallar. Consigue recuperarse pero da la sensación de que nunca acaba satisfecho y piensa que podía haberlo hecho mejor.

Te hablo del libro de Murakami porque al acabar de leerlo me dejó cierta sensación de decepción. La misma que tengo cuando me pongo a escribir mis entrenamientos. Pienso que lo podía haber hecho mucho mejor, que te voy a sorprender hablándote de mi impresionante progreso, pero al final sólo te hablo de pobres sesiones y los mismos o peores resultados. De todos modos no pienso desistir. Voy a seguir entrenando. Sé que podría entrenar más de lo que lo hago pero a veces se dan circunstancias que me lo impiden.

Después de este tostón te dejo con mis sesiones.

271Natacion

Desde pequeña mi madre me apuntó a cursos de natación. Ha habido épocas de mi vida que he tenido este deporte abandonado por completo. Hace 10 años, cuando me mudé, la piscina municipal ofertaba cursos de natación los meses de julio y agosto. Eran intensivos, se nadaba todos los días. La piscina era de casi 50 metros, ya sabes, lo justo para no ser olímpica. Siempre me costó bastante hacer largos de 50. Ya no voy a poder comprobar si he progresado lo suficiente para que me cuesten menos. El verano pasado se dejaron de hacer cursos allí. Inauguraron la cubierta con su piscina de 25 y ahí se dan ya todos los cursos, tanto en verano como en invierno. Te cuento todo esto porque entiendo que cuando decides incluir la natación como un deporte a practicar, al principio puede costar un poco. Puede que no consigas hacer 100 metros seguidos, que te tengas que parar cada largo a descansar. Yo lo hacía así, pero ahora reconozco que era más por pereza y por no exigirme más.  Después de años nadando, el cuerpo se acostumbra a nadar sin necesidad de parar, eso  si coges un ritmo correcto. Yo pensaba que era un poder de las personas mayores, que nadan y nadan y no se cansan. Poco a poco fui haciendo series de 100 y llegó un momento en el que no tenía necesidad de parar, salvo si haces series de velocidad, claro. No sé hacer los virajes así que es cierto que se produce un parón entre que tocas la pared de la piscina y vuelves a salir, pero procuro perder muy poco tiempo.

La sesión de natación de hoy ha sido un desastre. A esto quería llegar. Mucha gente en nado libre en una sóla calle y gente que está empezando o se conforma con hacer un largo y parar. Cuando es una persona la que está parada puedes esquivarla y volver a salir. Cuando son tres personas y descansan apoyadas en la pared del extremo de la piscina no hay forma de esquivarlas, es decir, tienes que parar antes de llegar al final y dar la vuelta en medio de la nada.

He nadado unos 30 largos, es decir 750 metros. Espero que el próximo día se dé mejor.

270

El entrenamiento de hoy ha sido diferente. Han sido 6 kilómetros pero andando lo más rápido que he podido. Las pulsaciones en ocasiones han llegado a 130. He subido bastantes cuestas. Intentaré combinar andar, correr y nadar para seguir trabajando  mi base aeróbica.

268

No sé si ha sido el plato de espeguetis con salchichas, la sesión del miércoles o que he empezado a tomar ginseng, pero los 6 kilómetros y medio de hoy han ido bastante bien. La media el kilómetro 7,40 minutos. El ritmo no ha cambiado pero sí las sensaciones. La parte en las que hay ligerísimas cuestas no me han resultado tan cansadas como en ocasiones anteriores. Las pulsaciones han ido a una media de 145. Acabé con un poco de molestias en las rodillas, pero satisfecha.

ginseng

266

Ya te dije que los domingos después de sábados ajetreados no pensaba salir a correr. Ayer, fiesta de cumpleaños. Ocho horas de pie, bebiendo, comiendo y bailando. Hoy ha tocado salir a andar. Otros 6 kilómetros a ritmo rápido. Sensaciones de ir con la lengua fuera. El ritmo es de 9 minutos y algo el kilómetro. Algo es algo.

La próxima semana más y mejor.

Si yo puedo

Escrito por Deportes con mmbits

Deportes con mmbits

mmbits cual deportista patata, entrena como y cuando puede. Lucha contra sus dos grandes enemigos, la pereza y las temperaturas extremas.

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies