225 días para la media maratón. Sucedió en la consulta II.

Por fin llegó mi turno en la máquina. El doctor Batablac quedaba en un segundo plano. Otro médico sería el responsable de realizar el test de esfuerzo. Con suerte un profesional de la cardiología que con sólo mirarme me diera un diagnóstico y con suerte un médico que se cuidaría de hacer comentarios del tipo “las zapatillas son bonitas y hacen juego con la ropa”.

La muchacha de recepción me preparó para la prueba. Apareció el especialista y su colega Batablanc para observar. Me subí a la cinta y antes incluso de empezar a correr el cardiólogo le dijo a su colega que si había notado las extrasístoles. Empecé andando y a los pocos minutos subía la intensidad. Así hasta 4 veces. Estuve en la cinta unos 8 minutos. El médico me preguntó si estaba cansada y le dije que sí, aunque podía haber seguido corriendo. Creo que vió el cielo abierto porque eran más de las 20:00, hora del cierre de la clínica. Me dijo que las extrasístoles eran frecuentes y ventriculares y que tenía que ponerme un holter 24h para observar a qué se debían. Mientras se iba  preguntó que qué tal la tiróides. Yo dije que bien, gracias. Aunque no sé si me oyó porque antes de decir la última palabra ya había desaparecido.

Con toda esta experiencia sobre mis espaldas, pedí cita con  mi médica de cabecera y le llevé el resultado del test. Después de un redoble de tambores para acompañar a lo que yo creía que era la causa de mi problema ella me dijo, – extrasistoles ¿y? Por lo que parece es algo tan normal que si no lo tienes eres tú el anormal. Es una exageración, pero parece ser que no es la causa de nada. Es una anomalía cardíaca pero no es incompatible con el deporte. Con los resultados del test de esfuerzo, que por otro lado eran positivos no podía autorizarme la prueba del holter. Lo consultaría con la internista que, por cierto, acude al centro una vez al mes. 

Esa es mi situación actual. Esperar la llamada que me autorice para que me somentan a la prueba del holter.

El diagnóstico por el momento, es que todo es correcto y que puedo practicar deporte. La duda que me trae por la calle de la amargura es : ¿a cuántas pulsaciones tengo que correr? Te dejo estos datos que puedes encontrar aquí

Formula general para calcular la FCmax 

La formula general (Fox y Haskell) y la mas usada, pero la menos fiable, es la que dice que solo tenemos que restar a la cifra fija de 220 nuestra edad en años, ejemplo: 220 – 30 años = a una frecuencia cardiaca máxima de 190. Esta formula tiene varios inconvenientes considerables, primera que no tiene en cuenta el punto de partida, no es lo mismo tener 70 pulsaciones en reposo que 50 a la hora de ver las pulsaciones ideales de trabajo. Otra es el genero, la mujer, por termino medio, tiene las pulsaciones mas altas que los hombres por lo cual sus pulsaciones para un trabajo dado deberían ser ligeramente superiores que en los hombres. 

Las pulsaciones del sujeto A para un trabajo al 60% = 220-30=190 al 60% = 114
Las pulsaciones del sujeto A para un trabajo al 90% = 220-30=190 al 90% = 171

Aun así se puede decir que funciona con algunas matizaciones, las mujeres deberían restar a su edad una cifra que ronde los 225/228 y según la actividad que realicemos deberíamos sumar entre 10 y 20 pulsaciones a la cifra de trabajo. Por ejemplo:

En el caso anterior 220-30=190 al 60% = 114 le sumamos 15 = 129 
En el caso anterior 220-30=190 al 90% = 171 le sumamos 15 = 186 

Después de hacer los cálculos mi entrenamiento a un 60% – 70%  debería ser entre 123 y 141 pulsaciones.

La ecuación de Karkoven introduce como factor para el cálculo las pulsaciones en reposo. Cada mañana al despertas y durante 7 días seguidos hay que tomarse las pulsaciones y utilizar una media de las pulsaciones resultantes para calcular la ecuación. La semana que viene me tomaré las pulsaciones casa mañana y compararé los resultados de ambos cálculos.

Sea como sea empezaré a correr de nuevo, ahora más despacio todavía.

A 225 días de la media maratón el reto se dibuja muy complicado.

Si yo puedo

Escrito por Deportes con mmbits

Deportes con mmbits

mmbits cual deportista patata, entrena como y cuando puede. Lucha contra sus dos grandes enemigos, la pereza y las temperaturas extremas.

You may also like...

1 Response

  1. septiembre 29, 2015

    […] La última entrada en la que te hablé de mis avances o más bien mis retrocesos fue en “225 días para la media maratón. Sucedió en la consulta II“. Esto fue en abril de este año. Después de ir a la clínica privada para que me realizaran […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies